El director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Valdés, aseguró que de acuerdo con los resultados de la necropsia y otras pruebas científicas, la causa de la muerte de Fernando Merchán, el vigilante del edificio Equus 66 en donde fue hallada sin vida la niña Yuliana Samboní, fue de manera violenta con características de suicidio.

Publicidad

El doctor Valdés aseguró que la muerte se produjo como consecuencia de una falta de oxígeno, conocida como una hipoxia severa.

«El Instituto concluye que la hipoxia severa, que significa falta de oxígeno, se produjo por tres factores, el primero por las cortadas que presentaba el cuerpo y un estado de anemia, segundo por la presencia de un medicamento antidepresivo, y tercero por una asfixia posicional”, explicó Valdés.

Dos de las causas explicadas por el Director de Medicina Legal corresponden a los antidepresivos que «hicieron que su cerebro entrará en un estado de somnolencia».