Un neurocirujano colombiano que vive y trabaja en Estados Unidos inventó un tornillo que permite devolverle la movilidad a pacientes con un tipo grave de lesión de columna… Aquí tengo qué contarles, con orgullo, que ese médico es mi hermano, Juan Santiago, y que él, junto con el doctor Sergio Ángel, practicó la primera cirugía a un paciente colombiano, una señora mayor que se recupera en la Clínica Medellín.

El neurocirujano antioqueño Juan Santiago Uribe, trajo al país una nueva técnica para fusionar la columna y el cráneo a través de unos tornillos condilares… devolviendo la movilidad y ofreciendo un alivio sintomático a los pacientes.

Esos tornillos permiten descomprimir la medula espinal, y unir a la vez una o más vértebras de la columna, con la cabeza, que antes no estaba fija, por alguna lesión sufrida por el paciente.

Esta nueva técnica permite una mejor aceptación del organismo a esos elementos metálicos que fusionaron las dos partes del cuerpo. Además el paciente presenta una recuperación más rápida y con menos traumatismos que las cirugías que se venían haciendo.

La primera cirugía de fijación cráneo espinal realizada en el país, fue todo un éxito, la paciente se encuentra en perfectas condiciones y los especialistas utilizando esta nueva técnica que le devuelve la esperanza a muchos pacientes con ese tipo de lesiones.