Un hombre de 80 años fue declarado muerto en una clínica de Barranquilla, al ser trasladado a Ponedera, su municipio de residencia, notaron que estaba vivo.

Los hechos ocurrieron el pasado martes cuando en un centro asistencial de la capital del Atlántico declararon al señor Candelario Gutiérrez muerto. El hombre se encontraba internado desde el pasado 24 de octubre.

“Ingresó el 24 de octubre por un cuadro de enfermedad respiratoria. Como antecedente tenía una enfermedad instructiva crónica pulmonar”, explicó la doctora María Eugenia Altamar.

La profesional asegura que fue necesario reanimar al paciente, sin embargo, este no tenía signos vitales por lo que fue declarado su deceso.

“El día de su ‘muerte’ la doctora que estaba en turno asistió a su reanimación cardiopulmonar en la que consignó que no tenía presión arterial ni pulso. Aquí mostramos el electro en donde no hay verdaderamente actividad eléctrica, lo que nos comprueba que el paciente había fallecido”, añadió Altamar.

Médicos aseguran que se pudo tratar de un trastorno no nervioso llamado catalepsia, el cual se puede presentar a cualquier edad.

Pese al milagro, esta historia no tiene un final feliz pues este martes 5 de noviembre, horas después de que se confirmara que seguía vivo, el señor Candelario Gutiérrez falleció definitivamente.

Los familiares del adulto mayor no hicieron el anuncio oficial guardando  las esperanzas de que un nuevo milagro volviera a suceder, pero no fue así.