La Sala de Instrucción 3 de la Corte Suprema de Justicia integrada por los magistrados Patricia Salazar, Francisco Acuña y Eugenio Fernandez Carlier, dejó en firme el llamado a juicio que hizo en contra del exsenador Plinio Olano Becerra por presuntos hechos de corrupción relacionados con el escándalo de Odebrecht.

La decisión la tomó la magistrada Patricia Salazar al negar por improcedente el recurso de apelación que presentó la defensa del excongresista.

En su decisión la Corte además ratificó que existen pruebas que permiten inferir que Olano habría incurrido en los delitos de concierto para delinquir, tráfico de influencias y cohecho, al advertir que el excongresista puso su cargo a disposición de la multinacional a cambio de ayudarle supuestamente con la adjudicación de contratos.

Se habría logrado la adjudicación de varios contratos

La Corte señala que según la exhaustiva investigación que se ha venido desarrollando hasta ahora, se ha logrado establecer que se habría ayudado en la adjudicación de contratos en varias regiones del país, entre los años 2009 y 2014.

Describiéndolos de la siguiente manera: Contrato principal 001 de 2010 de la Ruta del Sol II, proyecto de concesión vial de la ruta Duitama-Charalá-San Gil, ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) Salitre de Bogotá, proyecto de construcción de la hidroeléctrica Hidroituango y contrato de adición al proyecto de la ruta del sol.

El acuerdo entre Olano y Odebrecht

Publicidad

Para la Corte, las pruebas documentales y testimoniales permiten inferir que entre Olano Becerra y la compañía Odebrecht, “para que aquel utilizara su cargo e influencias como parlamentario para favorecer los intereses de la empresa, a cambio de altas sumas de dinero”.

Agrega que dicho acuerdo “no se limitó a eventos esporádicos sino que constituyen un verdadero propósito delictivo encaminado a la comisión de múltiples delitos, con el ánimo de prolongarse de manera indefinida en el tiempo”.

Plinio Olano se encuentra actualmente privado de la libertad.