Una de las primeras declaraciones del fiscal general Néstor Humberto Martínez sobre Odebrecht fue para decir que en el caso de la navegabilidad del río Magdalena no habría ninguna irregularidad, y otra de sus más recientes fue para admitir que hay que investigar.

A diferencia de los contratos que comenzó a investigar de inmediato, en este contrato Odebrecht tuvo como socio a una empresa que tuvo como abogado al hoy fiscal.