El proyecto de ley que presentaron el pasado martes el presidente Iván Duque y el procurador general, Fernando Carrillo, para combatir la corrupción en Colombia, y en el cual se otorgan ciertas facultades especiales al Ministerio Público, no fue bien recibido por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez quien lanzó fuertes críticas a dicha iniciativa.

Afirmó que en la noche del miércoles, en una reunión sostenida en la Casa de Nariño, le expresó al presidente Duque sus reparos al proyecto de ley al indicar que «es muy importante no hacer cambios que generen disfuncionalidades institucionales».

Aseguró que «las cosas que están funcionando no las modifiquemos porque podemos caer en unos baches en el ejercicio de función Jurisdiccional».

El jefe del ente investigador resaltó que incluso en el caso de la extinción de dominio «hemos demostrado ante la Corte que hemos incautado bienes por 10.7 billones de pesos, eso no tiene antecedente alguno en la historia de Colombia».

«Entonces generar un proceso de colisiones entre la Fiscalía y la Procuraduría no sería provechoso, el proyecto que se presentó es muy importante, el de la Procuraduría, pero en ese tema tenemos reparos sobre su conveniencia y sobre su constitucionalidad» añadió.

Martínez Neira recordó que la Constitución establece en el artículo 250 que solamente la Fiscalía colombiana puede «interceptar líneas telefónicas, solamente la Fiscalía puede hacer seguimientos, solamente la Fiscalía puede hacer búsqueda selectiva en base de datos, solamente la Fiscalía puede hacer allanamientos, y el proyecto de ley violenta ese principio de orden de constitucionalidad».