El fiscal general de la nación (e), Fabio Espitia desautorizó al funcionario encargado del caso de la hija de la excongresista Aída Merlano, luego que esta quedara en libertad por errores al momento de presentar la imputación de cargos.

El jefe del ente acusador le dio la razón al juez que dejó en libertad a la joven y al odontólogo Javier Guillermo Cely, vinculados a la investigación por la fuga de la exparlamentaria.

«Lo que tenemos que hacer es acatar la decisión del juez que fue ponderada y equilibrada, por eso yo mismo le sugiere sugería el fiscal del caso que no interpusiera recurso alguno», indicó el fiscal general.

Fabio Espitia agregó que se tomarán medidas disciplinarias para evitar que este tipo de episodios vuelvan a ocurrir y se capacitará mejor a los fiscales.

«Tomaremos las medidas internas o llamados de atención necesarios, así como también estudiaremos los mecanismos para que los fiscales tengan certeza de los hechos para formular las imputaciones y las medidas de aseguramiento», puntualizó Espitia.