El Fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, lanzó duras declaraciones e incluso utilizó pasajes bíblicos para defender la política migratoria que ha causado cerca de dos mil casos de separación de familias de inmigrantes indocumentados.

El secretario de Justicia estadounidense Jeff Sessions, reiteró a los inmigrantes que cruzar la frontera con niños no les da inmunidad de ser arrestados y enjuiciados, e indicó que por el contrario aquellos que crucen la frontera de forma ilegal seguirán siendo detenidos.

El Fiscal utilizó la biblia para defender su política de «tolerancia cero» y aseguró que los migrantes que buscan cruzar ilegalmente con sus familias son los que ponen en peligro a sus hijos.

«Las personas que violan la ley de nuestra nación están sujetas a enjuiciamiento. Le citaría al apóstol Pablo y su mandato claro y sabio en Romanos 13 de obedecer las leyes del gobierno porque Dios las ha ordenado para que haya orden”

El presidente Donald Trump por su parte, culpa a los demócratas de la separación de menores en la frontera pese a que es su administración la que impulsa dicha política.