El jefe del Ente Investigador, reconoció que se debe continuar dicho estado de excepción para enfrentar las dificultades que ocasionó el paro de la rama judicial.

Aunque el Fiscal general había dicho que  no se necesitaba  prolongar la Conmoción después del levantamiento del paro judicial, su cambio de opinión se debe a decisiones de algunos jueces como la libertad provisional al coronel Edilberto Sánchez Rubiano y de otros cuatro ex militares involucrados en los sucesos del Palacio de Justicia.

El alto funcionario comunicará su decisión al Consejo Superior de la Judicatura para agilizar los procesos que son considerados como “emblemáticos e históricos” y evitar la salida de la cárcel de personas involucradas en esos hechos por demoras en el trámite en los despachos judiciales.