El fiscal paraguayo asesinado en Cartagena, Marcelo Pecci, según denuncias de varios diputados del país, ya sería objetivo para un ataque y sumado a esto, se revela que un vehículo habría intentado cerrarlo el día de su boda.

El pasado 30 de abril, en Asunción – Paraguay, un vehículo intentó cerrarle el paso a Pecci quien se movilizaba sobre la avenida España, e iba en camino a un hotel tras la ceremonia en la iglesia.

El escolta que lo acompañaba, hizo una maniobra para evitar el cierre, dato que refuerza la teoría de que Pecci ya era seguido por sicarios desde antes y con esto se sospecharía que al menos uno de los victimarios lo siguió durante el viaje.

Por esta razón, se considera que Marcelo Pecci, fiscal especializado contra el crimen organizado y narcotráfico, era un objetivo para un ataque en su país.