David Murcia Guzmán, Daniel Ángel Rueda y Margarita Pabón fueron acusados hoy por los delitos de lavado de activos agravado, captación ilegal y masiva de recursos del público.

Según el ente investigador, desde el mismo momento  de la constitución de la empresa, se inició una práctica de lavado y al confrontar la parte contable con los registros bancarios no existe una igualdad en las cifras. 

Los tres directivos cumplen con la medida de aseguramiento, con detención preventiva sin beneficio de excarcelación, impuesta el 20 de noviembre por la Juez 31 Penal Municipal, con funciones de Control de Garantías, quien determinó que Murcia y sus colaboradores deberán permanecer en las cárceles La Picota y El Buen Pastor.

La acusación fue radicada ante la Secretaría de los Juzgados Especiales de Bogotá.