La Fiscalía General de la Nación archivó el caso del presunto abuso sexual en el restaurante Andrés Carne de Res, en el municipio de Chía –Cundinamarca-, porque no se logró determinar la existencia de una relación sexual.

El Vicefiscal General de la Nación, Jorge Fernando Perdomo, dijo que la Comisión de Fiscales e Investigadores conformada para analizar el caso llegó a la conclusión de archivar las diligencias ya que los exámenes a la presunta víctima no permitieron determinar la existencia de una relación sexual. “No se pudo probar la conducta que se indicó al indiciado”, afirmó la Fiscalía.

La Fiscalía General de la Nación notificará a las personas implicadas esta decisión para que en caso de requerirlo interpongan los recursos de ley. En caso de que aparezca un nuevo elemento material probatorio, se pensaría en reabrir el proceso.