Ender Olegua Castillo, quien fuera investigador del CTI en el caso por el homicidio del periodista Jaime Garzón, presentó su testimonio en el juicio que se adelanta, por el mismo crimen, al coronel retirado Jorge Eliécer Plazas Acevedo
Publicidad
. Su declaración arrojó datos reveladores que permitieron concluir que detrás de los hechos participaron miembros de las Fuerzas Militares luego que se reunieran con Paramilitares para planear el asesinato.

El testigo aseguró que estuvo cuatro meses en la investigación antes que esta pasara a manos del DAS, tiempo en el cual no estuvo muy involucrado ya que ésta era constantemente desviada. «Mi apoyo dentro de la investigación era muy sesgado porque nos desviaban de un lado a otro sin llegar a una línea concreta para establecer las circunstancias que rodearon el hecho».

La Fiscalía explicó que alrededor del crimen se habían determinado dos líneas investigativas, una para establecer si las Fuerzas Militares habían estado involucradas y quiénes de esa entidad; la segunda estaba concentrada en el transcurso de la misma investigación y cómo fue desviada.

En 2015, en el mismo juicio, alias “Don Berna” dijo que aparentemente grupos paramilitares recibieron información de inteligencia por parte del coronel Plazas Acevedo para planear el homicidio que posteriormente la banda criminal ‘La Terraza’ cometió en contra del periodista el viernes 13 de agosto de 1999.

Olegua Castillo también dijo que altos mandos del Ejército habrían llevado a cabo una reunión para planear el magnicidio, reunión de la cual surgió la orden para que Carlos Castaño ejecutara el asesinato. «Carlos Castaño obedecía las ordenes de los militares«, resaltó el testigo.

“Yo puedo afirmar, no temerariamente, sino categóricamente, que prácticamente el asesinato de Jaime Garzón está esclarecido”, sentenció el director de Articulación de Fiscalías Especializadas, Iván Lombana.