Este viernes la Fiscalía brasileña le solicitó a la Justicia que abra dos nuevos juicios penales contra Michel Temer por los delitos de corrupción, lavado de dinero y malversación, uno de los cuales referente al proceso por el que el expresidente estuvo encarcelado cuatro días la semana pasada.

La petición fue realizada un día después de que un juez de Brasilia aceptara otra denuncia contra el exjefe de Estado y decidiera enjuiciarlo por el delito de corrupción pasiva, en un proceso relacionado a un soborno de 500.000 reales (unos 128.000 dólares) recibido por un auxiliar.

Temer, que fue sucedido en la Presidencia el 1 de enero pasado por el ultraderechista Jair Bolsonaro y perdió el fuero privilegiado, enfrenta diez procesos, entre los cuales uno en que el juez ya aceptó enjuiciarlo y los dos en que la Fiscalía pidió llevarlo a juicio este viernes.