La juez 70 de control de garantías legalizó la captura del capitán del Inpec David Álvarez quien firmó la orden, según las autoridades, para reducirle la seguridad a Aida Merlano.

El fiscal asegura que mientras el capitán estaba de vacaciones autorizó el traslado de Aida Merlano a la clínica La Sabana, y dice que aunque se puso en conocimiento que no había suficiente personal para “custodiarla”, él ordenó que como “fuera había que trasladarla».

Álvarez tendrá que responder por los delitos de favorecimiento de fuga y prevaricato.