Este viernes el fiscal Néstor Humberto Martínez desde Medellín aseguró que la Fiscalía tiene pruebas que comprometen a Carlos Pino, detenido en Bogotá y expulsado a Venezuela.

«Él estaba vinculado a actividades que afectaban el orden público y también había actividades que los fiscales tendrán que establecer si constituían seguimientos legales o ilegales a ciudadanos venezolanos extranjeros como en el caso de la fiscal venezolana Luisa Ortega específicamente», explicó. 

Según el fiscal, «en el caso del ciudadano venezolano, hace 8 meses la Fiscalía abrió una investigación».

De igual manera, aseguró que «tenemos interceptaciones telefónicas legalizadas ante los jueces y eso acredita su compromiso en actividades delicadas del orden público nacional».

El fiscal fue enfático al asegurar que «las pruebas las tienen los fiscales y serán ellos los que establezcan cómo se van a procesar en Colombia».

El funcionario concluyó que Carlos Pino sí participó en actividades que alteraron el orden público en Colombia, según las mismas interceptaciones de la Fiscalía.