La contratación de obras de malla vial en manos de los alcaldes locales de Bogotá condujo a tres, de las alcaldías anteriores, a imputación de cargos y tiene pendiente a uno de la actual administración.

Por irregularidades en contratación, tres exalcaldes locales fueron imputados por la Fiscalía General de la Nación.

Se trata de Giovanny Monroy y César Henry Moreno de la Administración Petro y Rubén Bohórquez de la Administración Moreno.

A Monroy, exalcalde de Antonio Nariño, se le imputaron los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y César Moreno, exalcalde de Kennedy, se le imputaron los delitos de Peculado por apropiación en beneficio de terceros y contratos sin requisitos legales.

Bohórquez también fue imputado por peculado en beneficio de terceros y celebración indebida de contratos.

Noticias Uno conoció que para el próximo 8 de Noviembre está citada la audiencia de imputación en contra del primer alcalde de la Administración Peñalosa.

Se trata de Mayda Cecilia Velásquez, alcaldesa local de Usaquén, quién suscribió un contrato interadministrativo con Fonade para el mantenimiento de la Malla Vial de la Localidad. Velásquez firmó el contrato a pesar  un concepto de la Secretaría de Gobierno en el que se advertía la inconveniencia del mismo.

Publicidad

El contrato es por 10 mil millones de pesos y por gerenciar el proyecto,  percibirá cerca de mil millones de pesos, recursos que según la Secretaría de Gobierno deberían invertirse en la reparación de las calles de la localidad.

Un caso similar al de Usaquén ocurrió en la localidad de Fontibón, donde la Alcaldesa también suscribió un contrato interadministrativo para reparación de Malla Vial con Fonade. A la fecha de la suscripción de dichos contratos, Fonade era señalado como el fortín burocrático del detenido Ñoño Elías.

Noticias UNO