Ana Danderino, la madre del joven que hace una semana atropelló el taxi en el que murieron dos ingenieras, admite que su hijo tiene que pagar por su error y promete acompañarlo. Las madres de las víctimas dicen que ella podrá a visitar a su hijo en el hospital o la cárcel, pero que a ellos no les quedó ninguna opción.

Ante la recuperación psicológica de Fabio Andrés Salamanca, el joven que causó la muerte a dos ingenieras en un accidente de tránsito en Bogotá, se reanudará el proceso judicial.

Roberto Bastidas afirma que “hay un doble asesinato con intención porque cuando el señor se toma unos tragos que no tiene conciencia (…) y salir en una maquina demoledora tiene que pagar una pena”.

Martha Torres, hermana de una de las víctimas dice que espera que “se haga el juicio de imputación de cargos y que responda por lo que hizo, pero en la cárcel”.

La madre del joven que causó el accidente reconoció el error de su hijo y afirmó que “sí tenemos que pagar, sí él debe pagar y nosotros lo apoyaremos”.

Por su parte Bastidas afirma que Fabio Andrés Salamanca “destruyó dos familias muy pujantes, no como los padres de él que lo tienen trabajando en su empresa”.

Frente a esto, Ana Danderino Navas reconoce que “ese carro no significa que seamos una familia adinerada, somos una familia humilde como la mayoría de las familias y hogares de Colombia”.

La Fiscalía en audiencia de imputación de cargos acusará al joven Salamanca por los delitos de homicidio doloso y lesiones personales.