El ex senador Mario Uribe pide asilo en la Embajada de Costa Rica en Bogotá, para evadir su detención.

El fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Ramiro Marín, halló méritos para ordenar la medida de aseguramiento, sin beneficio de excarcelación, al ex presidente del Senado, Mario Uribe Escobar, investigado por concierto para delinquir dentro del proceso de la llamada parapolítica.

Mario Uribe, primo y aliado político del presidente de la república, Álvaro Uribe Vélez, está sindicado del delito de concierto para delinquir.
 

Dentro de la investigación se encontraron algunas pruebas de la reunión entre Uribe Escobar y el desmovilizado ex-jefe de las autodefensas Salvatore Mancuso, para la compra de unas tierras.

El ex presidente del congreso había sido vinculado por la Corte Suprema, pero debido a su renuncia a su investidura, determinó que el proceso pasara a la justicia ordinaria. La fiscalía considera que hay suficientes indicios para ordenar la detención de Mario Uribe Escobar, primo del presidente Álvaro Uribe y fundador junto con él del llamado sector democrático del liberalismo en Antioquia.

El ente acusador tiene pruebas de dos reuniones en las que presuntamente Mario Uribe acordó una estrategia para beneficiarse políticamente del apoyo de paramiliatares, una de ellas con Mancuso en el 2006, y la otra a principios del 2000 con miembros de las llamadas autodefensas de Sucre y Córdoba, según la Fiscalía.

El ente acusador acogió la versión de Jairo Castillo, alias ‘Pitirri’, exparamilitar y testigo estrella en el proceso actualmente asilado en Canadá.

Tan pronto se conoció la orden de detención, el ex senador Mario Uribe Escobar fue a la Embajada de Costa Rica, en Bogotá, para solicitar asilo diplomático con el propósito de evadir su captura.

Uno de sus abogados, José del Carmen Ortega, le dijo a periodistas que Mario Uribe solicitará el asilo porque considera que no tiene garantías para ser procesado en Colombia.