El ente investigador indaga a una serie de funcionarios judiciales, y abogados que habrían participado en la manipulación del sistema de reparto de demandas y acciones judiciales que se radicaron por la disputa ente Hyundai Colombia, y Hyundai Motor Corea.

La Fiscalía indaga si las demandas llegaron a un determinado despacho, en este caso al Juzgado Sexto Civil del Circuito.

Pues en el marco de estas investigaciones, el ente acusador ordenó la captura del empresario Carlos Mattos por su presunta participación en la manipulación.

El pleito se remonta a una disputa comercial entre la firma del empresario Mattos, que distribuía los vehículos en el país, y la casa matriz de Hyundai en Corea.

Pues bien, como parte de la disputa el juzgado sexto impuso una medida cautelar en 2016 que le permitió a la empresa de Mattos seguir comercializando los vehículos, a pesar de que la casa matriz había escogido a la empresa Neocorp para la distribución.

Se indaga si se pagaron cerca de 120 millones de pesos, para que se manipulara el reparto y se impusiera la medida, favoreciendo a Hyundai Colombia.