Luego de que habitantes de las poblaciones ubicadas en zona de influencia de Hidroituango alertaran sobre diferentes afectaciones a los recursos naturales y la cadena de producción en el río Cauca, la Fiscalía conformó un equipo interdisciplinario para verificar la eventual afectación de las obras y de las medidas tomadas para atender las contingencias en el proyecto.

Tres fiscales de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, nueve peritos (ingenieros ambientales y de minas, químicos, biólogos y ecólogos), dos analistas y un grupo de policía judicial asumieron las investigaciones y de entrada identificaron los primeros riesgos a las fuentes hídricas, la fauna, la flora y la vida de los habitantes.

Sobre el río Cauca, a la altura de Sabanalarga (Antioquia), los investigadores constataron la invasión acelerada de buchón, una planta acuática que crece en zonas en las que el agua se empoza o no corre con suficiente fluidez y reduce todos los procesos biológicos de conservación de los ecosistemas. El manto que genera la planta bloquea los rayos del sol y elimina los procesos básicos para que se desarrolle la vida dentro del agua, en las partes afectadas por la presencia de la planta.

Publicidad

Los peritos encontraron que esta especie vegetal invasora intenta ser controlada por EPM a través de, solamente, una máquina que resulta ineficiente y no ofrece garantías para frenar la cantidad ni la reproducción exponencial.

Por estas razones, la Fiscalía solicitó la imposición de las siguientes medidas:

  • Implementar de manera urgente e inmediata un plan de choque para la recolección del buchón de agua o las macrofitas presentes sobre el cauce del río Cauca.
  • Cierre técnico, urgente de la planta de asfalto, la recolección y la disposición inmediata y técnica de los residuos.
  • La estabilización urgente e inmediata de taludes y manejos de aguas superficies en la escombrera de El Higuerón y cumplimiento de las normas técnicas de cierre y abandono establecidas por la autoridad ambiental.
  • Medidas inmediatas para mitigar los efectos adversos sobre las poblaciones de Ituango, Puerto Valdivia, Briceño, Cáceres, Taraza, Caucasia y demás municipios que sustentan la pesca y sustento diario de esta cuenca.