19/09/2017

Algunos padres de familia evaden la responsabilidad que deben tener con sus hijos, al dejar de pagar la cuota mínima de alimentos con diferentes excusas, hasta el punto de verse enfrentados a un proceso penal.

Un informe de la Fiscalía revela que entre el primero de enero y  el seis de septiembre se recibieron 43.337 denuncias por el delito de inasistencia alimentaria, es decir un promedio de 174 denuncias diarias o siete cada hora.

Por ley dicho delito da una pena de cárcel que van entre los 32 y 72 meses de prisión, además del embargo de bienes en un proceso que actualmente no tarda más de seis meses en ser resuelto.

Sin embargo el Ministerio de Justicia, con el aval del Consejo de Política Criminal, tramitó un proyecto de ley para despenalizar este y otros delitos, es decir, que a las cárceles no irían los responsables del delito de inasistencia alimentaria

“Porque hay otros mecanismos muchos más efectivos de hacer que las personas cumplan con sus obligaciones morales, éticas y también legales”, indicó el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero.   

El funcionario también aseguró que este tipo de personas recurre a otras maniobras para no tener que pagar la cuota alimentaria, es decir ocultando bienes o presentando falsos documentos.

Publicidad

“Hay lo que se llama el fraude a resolución judicial (…) igualmente será castigado el testaferrato (de ser aprobada la ley que despenaliza el delito de inasistencia alimentaria) a aquel padre que oculte sus bienes”, indicó el Gil.

Con dicho argumento se refuerza la teoría que si un padre irresponsable no paga estando en libertad, mucho menos lo hará tras las rejas,  según lo indicó Iván González, miembro de consejo de política criminal. 

“Cuando se manda a una persona a la cárcel por inasistencia, lo que se está es generando condiciones que le van a impedir cumplir con sus obligaciones”, señaló González  Amado.

Dicho de otro modo se busca acabar con la inasistencia alimentaria como delito para atacar directamente las finanzas a través de procesos en los cuales se afecte directamente el salario de los padres irresponsables.

“(Con la ley que se tramitará) se endurecen algunas medidas en relación con quienes voluntariamente lo que quieren es evadir el cumplimiento de sus obligaciones”, señaló el jurista.  

El proyecto de ley, que ya tiene ponente, empezará su discusión en el Congreso de la República la próxima semana, según fuentes cercanas.

Mauricio Beltrán – CM&