La Fiscalía adelantó una inspección en las instalaciones de la Jurisdicción Especial para la Paz, para recopilar información sobre las presuntas irregularidades detectadas en decisiones de esa entidad.

Un grupo de investigadores llegaron hasta la sede de la Jurisdicción Especial de Paz, para recoger información sobre el presunto fraude denunciado por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

Las anomalías estarían relacionadas con supuestas omisiones por parte de funcionarios sobre la salida de las zonas de normalización de los exjefes guerrilleros, Iván Márquez, alias ‘Romaña’ y el’ Paisa’, entre otros.

Además de la inspección, la Fiscalía decidió llamar a interrogatorio a la jefe administrativa de esa entidad, Martha Lucía Zamora, y a los contratistas July Milena Henríquez, y Luis Ernesto Caicedo.

Según indicaron fuentes cercanas al caso, se investiga si Zamora y los dos contratistas conocieron de la salida de los exjefes, y no advirtieron sobre el incumplimiento.

La abogada Henríquez fue apoderada de varias personas con nexos con las FARC.