Según informó la Fiscalía, un grupo de investigadores se tomó las oficinas de Odebrecht y Cass Constructores en Bogotá para obtener documentación e información sobre el contrato del Interceptor para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales -Ptar- Canoas en el Sur Occidente de Bogotá.

El Contrato por 243 mil millones de pesos fue firmado durante la Alcaldía de Samuel Moreno, y sobre este ha recaído la mirada de las autoridades luego del escándalo mundial suscitado por los sobornos pagados por los empresarios Brasileros.

Respecto a la adjudicación de este contrato, quien fuera zar anticorrupción en su momento, Oscar Ortiz, ha asegurado que uno de los oferentes de aquella época le denunció que le habrían pedido una coima a su grupo empresarial para entregarle el contrato.

Ortiz también dijo que solicitó que el proceso de adjudicación se detuviera.

Publicidad

Noticias Uno conoció la carta que el entonces zar anticorrupción envío al entonces Gerente del Acueducto Jorge Enrique Pizano. En ella se manifiestan posibles desequilibrios en el proceso de adjudicación, pero no se mencionan las denominadas mordidas y no se expresa de manera clara la solicitud de suspensión del proceso.

Ortiz aseguró que no puso en conocimiento de las autoridades judiciales, la denuncia sobre petición de coimas, argumentando falta de pruebas.

Jorge Enrique Pizano, entonces gerente del Acueducto, renunció a su cargo en 2010 y luego se empleó en Episol, empresa socia de Odebrecht en la ruta del sol. Consultado por Noticias Uno dijo que no tiene autorización de sus superiores laborales para hablar con la Prensa.