Este jueves, finalizó sin acuerdo una nueva Sala Plena en la que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia iban a elegir a los nuevos integrantes.

Con esta jornada, se completan ya 25 sesiones fallidas. Las posiciones de los magistrados aún están divididas.

El próximo jueves 27 de febrero se disuelve definitivamente el quórum mínimo que se necesita de 16 magistrados para tomar decisiones en Sala Plena y ese día también termina el periodo para el magistrado de la Sala Civil, Ariel Salazar.

Publicidad

Frente a este inconveniente se estudian algunas alternativas:

Una sería que los 15 magistrados que quedan desde el próximo jueves cambien el quórum aplicando la teoría de el derecho y en este caso un cuerpo colegiado como la Corte no puede actuar sobre la base de imposibles. Con esa interpretación los 15 magistrados comenzarían a constituir el quórum de la Sala Plena y retomarían la elección de los magistrados cuyos despachos permanecen vacantes.

Otra alternativa es que se acuda a tesis jurídicas y experiencias de otros países para aplicarlas al caso colombiano, modificando así el reglamento interno de la Corte y de una vez el quórum.

Por su parte, el Gobierno ya ha dicho que no intervendrá y que deja en manos de la misma Corte la solución, incluso la ministra de Justicia, Margarita Cabello ya aclaró que no hay la menor posibilidad de que se acuda a figuras como la conmoción interior.

La próxima Sala Plena está citada para este martes 25 de febrero de manera extraordinaria.