Víctor Blanquiset Pérez, alias Mello, lideraba las dos organizaciones que trajeron a Colombia por lo menos 1.200 migrantes de Cuba, Haití y África con la promesa que desde aquí podrían llegar a suelo seguro en Estados Unidos.

Alias Mello aceptó los cargos de concierto para delinquir y tráfico de migrantes ante un juez penal de Turbo. Algunas de sus víctimas tuvieron que volar hoy, de regreso a Cuba.