Luego de que quedara registrado el enfado del corredor Marc Soler durante la 9 etapa de la Vuelta a España el pasado domingo, el español se mostró arrepentido por su actuación y ofreció disculpas al Movistar Team y a Nairo Quintana.

«Lo hemos hablado todos juntos y sobre todo quisiera pedir disculpas tanto a Movistar, como a Nairo, como a todos los implicados. Fue un calentón del momento y es algo que no volverá a pasar», indicó Soler a periodistas.

La molestia se presentó cuando el equipo le pidió al corredor español frenarse para esperar a Nairo Quintana cuando lideraba la etapa.

Soler, quien había estado en la fuga del día, lideraba la etapa con una ventaja de 17 segundos sobre el colombiano Nairo Quintana y el eslovaco Tadej Pogacar (UAE Team Emirates) a falta de tres kilómetros para el final de la subida al Alto Els Cortals D’Encamp.

El equipo Movistar, al parecer, le dio la instrucción a Soler de que se frenara para que ayudara a Quintana a sacar un poco más de diferencia frente al resto de los favoritos, algo que no le cayó nada bien al español que gesticuló en desaprobación a las órdenes de su equipo.

Publicidad

«Estoy aquí para ayudar a Valverde y a Nairo. El objetivo de todos es ganar la general con alguno de nuestros corredores y es por eso por lo que peleo», añadió Soler.

De igual manera, el ciclista manifestó que «uno nunca se había visto en una situación así y cuando te ves puedes reaccionar de ese modo. Después, ya en frío, lo piensas y ves que el objetivo del trabajo para el que trabajamos es el que es: intentar ganar la vuelta a España».