Un incendio urbano destruyó más de 200 comercios en Medellín y otro en las afueras de Bucaramanga consume la parte baja del páramo de Santurbán.