Varias zonas de Bogotá soportaron hoy un fuerte aguacero con granizada.

La situación no llegó a convertirse en una emergencia, pero sí es una buena advertencia para las autoridades porque la temporada invernal apenas está empezando.

El fuerte aguacero no sólo generó congestión en las vías de Bogotá, también hizo que el puente de la calle 100 con carrera 15 se taponara.

¨Sáquelo, Sáquelo¨

En algunos barrios la fuerte granizada duro cerca de dos horas, pero no causó inundaciones ni mayores contratiempos.

Las autoridades de tránsito hicieron un llamado a los conductores para que tomen las precauciones debidas y evitar accidentes.

Los pronósticos del IDEAM, advierten que en los próximos días las condiciones climáticas serán extremas en Bogotá, todo por cuenta de la primera temporada invernal del año.