El magistrado Pretelt estuvo en el centro de una fuerte discusión en la sala plena de la Corte Constitucional por su defensa de un indígena y político sentenciado por parapolítica, que no ha querido cumplir su condena.

Pedro Pestana ha evadido la justicia ordinaria con el argumento de la protección de la justicia indígena, pero la mayoría de la Corte sentenció que debe ir a prisión, en contra de las opiniones de Pretelt y de Alberto Rojas Ríos.

Pestana, en realidad, nunca ha estado formalmente preso. Una evidencia de las condiciones de lo que él consideraba prisión fue la fiesta en la que fue grabado en diciembre pasado.