El juez 14 de conocimiento de Bogotá, quien estudia el caso del expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo, le hizo un nuevo llamado de atención a la Fiscalía, ante una solicitud de aplazamiento del juicio por el caso Odebrecht.

El ente investigador pidió posponer la audiencia en el proceso de Melo, dado que aún no se logran firmar los acuerdos de colaboración de los exdirectivos de Odebrecht, Luiz Bueno, Luiz Antonio Mameri, y Luiz Eduardo Da Rocha, quienes serían los principales testigos del caso.

La colaboración de los exdirectivos está en el vilo, luego de que las autoridades de Brasil enviaran solicitud de inmunidad para los exfuncionarios de la multinacional, a cambio de convertirse en testigos.

Para el juez del caso, los aplazamientos concedidos a raíz de esta situación son reprochables, por lo que le pidió a la Fiscalía que aclare si los brasileros serán testigos en el juicio del alto directivo de Corficolombiana.

«Esto es falta de seriedad ante la justicia, y ellos (Mameri, Bueno y Da Rocha) deberían ser los primeros interesados (…) que respeten a la autoridad colombiana», señaló.

Y agregó el juez: «El fiscal del caso es el que tiene que traer los testigos con los que se comprometió, esto se ha vuelto en un círculo vicioso, siempre hemos intentado hacer la audiencia, y hemos tenido el mismo inconveniente, el principio de oportunidad, y estamos es llegando a los imaginarios, y al juez le toca llegar a la adivinatoria para poder establecer si hay actas de compromiso», señaló el juez.

Melo es investigado por los delitos de cohecho por dar u ofrecer e interés indebido en la celebración de contratos; y es señalado de conocer de las irregularidades que rodearon la contratación de la Ruta del Sol sector II.