Renfe, la principal operadora ferroviaria de España, hoy es blanco de críticas luego de que se viralizara un video en el que se ve el momento en el que un grupo de agentes de seguridad le propicia una fuerte golpiza a un joven inmigrante presuntamente por haberse colado en la instalación.

Como consecuencia del brutal acto, la compañía apartó de sus cargos a los nueve vigilantes, quienes pertenecían a empresas subcontratadas, alegando que la Renfe no tolerará ningún acto de maltrato o discriminación contra ninguna persona o pasajero. También informó que a los implicados se les abrió un expediente para determinar la gravedad de la falta.