El desbordamiento del río Carare producto de las fuertes lluvias y el cúmulo de basura en las calles desataron la emergencia que colapso el alcantarillado del municipio de Cimitarra.

La crítica situación deja un centenar de viviendas y muchas familias en la zona.

Cuando el río Carare se nos desborda las inundaciones son grandes, las pérdidas para nuestros campesinos son grandes, cultivos, ganado, la afectación es muy grande”, dijo el secretario general de la Alcaldía de Cimitarra, Ramón Julián Olaya.

Los organismos de atención a emergencias aún trabajan en el censo de damnificados.

 

Mira también: Después de 20 años, limitan turnos de trabajo de 24 horas para guardias del Inpec

 

Debido a las fuertes precipitaciones colapsó el sistema de alcantarillado, ahora estamos haciendo la evaluación de daños y análisis de necesidades con el Concejo municipal de Gestión del Riesgo con los organismos de socorro y las autoridades locales”, detalló el director departamental del Riesgo, César García.

Respeto a las fuentes hídricas y el manejo de basuras, las autoridades hacen un fuerte llamado.

 

Mira además: Sorprenden a ladrón con un arma de la Segunda Guerra Mundial; no tenía idea cuánto valía

 

La recomendación en esta primera temporada de lluvias en el departamento de Santander es a no arrojar basuras y desechos a las alcantarillas, a los caños ni a los arroyos y ríos, para evitar que se presenten esta clase de situaciones que ponen en riesgo la vida de los habitantes de nuestro territorio”, manifestó García.

Aunque las pérdidas en cultivos, viviendas, animales y enseres son millonarias,  no se reportan personas muertas.