Incomunicados se encuentran habitantes del municipio de Toledo en Norte de Santander con el centro del país por las fuertes lluvias; la vía quedó destruida por pérdida de la banca.

«Esta carretera comunica con el Llano y el centro del país, es la famosa vía de La Soberanía, vía de la que por mucho tiempo se le ha pedido a Invias y al Gobierno que por favor la intervenga, sin que esto haya sido posible», dijo Arturo Mora, gestión de riesgo municipal de Toledo.

También sostuvo que «estas son las consecuencias de que nosotros oficiemos una y otra vez a los entes como la Alcaldía de Labateca, como Gestión Departamental de Riesgo y como Invias Territorial Norte de Santander para que intervengan pero en ningún momento nos han querido escuchar». 

El alcalde del municipio de Toledo dijo que lo ocurrido es una crónica de una muerte anunciada, y responsabilizó a Invias de las penurias que padecen centenares de familias afectadas en la zona.

«Desde noviembre el municipio de Toledo le notificó a Invias y a la Unidad de Gestión de Riesgo que esto iba a pasar, que la vía iba fallar; hacemos un llamado a estas instituciones y al Gobierno nacional para que de una vez por todas intervenga», indicó Jairo Alberto Castellano, alcalde de Toledo, Norte de Santander.

Según autoridades locales para la recuperación del tramo de la vía afectada por la avalancha del río Margua, tardaría por lo menos dos meses. Por ahora, pasajeros y transportadores permanecen en la vía en espera de una solución.