Un funcionario de la alcaldía de Sincelejo resolvió pasar por encima de la ley de protección animal que prohíbe el consumo de tortugas y grabar la dicha que le produce comer fauna autóctona.

Le podría interesar: La OCDE explica qué le falta a Colombia para ingresar al club de países ricos