Estas son las cuatro prioridades de las obras del proyecto Hidroeléctrico Ituango que estarían listas para la primera semana de junio, con miras a seguir aminorando el riesgo para las comunidades aguas abajo de la presa.

Jorge Londoño De La Cuesta, gerente general EPM sostuvo, «la primera es que vamos a tener la presa en la Cota 415, la segunda, va estar listo el vertedero al 100 % listo, la tercera circunstancias es que vamos a tener las compuertas de casa de maquinas listas para cerrarlas, y la cuarta circunstancia es que esperamos que el nivel del embalse alcance el vertedero también en esa primera semana de junio».

El sellamiento del túnel derecho de desviación que originó la creciente en Puerto Valdivia, es la siguiente meta. Se usará un taladro gigante de la industria petrolera traído desde Barrancabermeja.

«Instalar un taladro en lo que llamamos plazoleta de compuertas, es decir, una plazoleta que queda arriba en la cota 435, y hacer una perforación de más de 200 metros, una perforación que llegue abajo hasta el túnel derecho y una vez que esté hecha perforación empezamos a tirar en forma masiva, en forma significativa concreto que vaya secándose rápidamente», explicó el gerente de EPM.

El gerente desmintió que se haya desinformado al gobernador de Antioquia. «En todo momento nosotros hemos venido comunicándole a los socios las diferentes circunstancias que ha venido presentando el proyecto».

Las revelaciones de la interventoría sobre irregularidades en la obra se analizarán después de superada la emergencia.

De La Cuesta aseguró, «evidentemente todo lo que originó el problema va a ser objeto de una profunda investigación y vamos a estar analizando todos y cada uno de esos informes que presentaron tantos los diseñadores, como los interventores, como los constructores para poder determinar las causas del evento».

Publicidad

A EPM le preocupa su futuro financiero por la disminución en las calificadoras de riesgo.

«Obviamente, digamos en la medida en que el ingreso de este proyecto en operación y en ofrecerle energía el mercado se va haber retrasado, esto es una alerta para las firmas calificadoras que están en la obligación de informarle a los acreedores de que el evento que nos está ocurriendo es un evento significativo para las proyecciones de crecimiento futuras de EPM, es natural, normal, que estás calificadoras hagan obviamente ese tipo de manifestaciones», indicó el gerente.

EPM afirma que estimar los sobrecostos en este momento no es posible. La obra estaba avaluada en 11.4 billones de pesos y ya se habían invertido 8 billones.