El jugador más importante del partido fue el mariscal de campo Eli Manning que logró traspasar sin mayores dificultades la defensa patriota al conectar con Plaxico Burress un pase de touchdown de 13 yardas, faltando 35 segundos para terminar.

-Es el tipo de situación que uno quiere ser protagonista», dijo Manning, quien emuló la actuación de su hermano Peyton al obtener también el galardón de Jugador Más Valioso. «No se pudo escribir mejor libreto. Fueron tantas jugadas tremendas en esa ofensiva».

Publicidad

Esta victoria fue la décima primera en fila de los Gigantes en territorio ajeno, y la primera vez que los Patriotas encajaron una derrota en más de un año.

-Jugaron bien», declaró el entrenador de los Patriotas Bill Belichick. «Lograron ejecutar. Supieron ser más creativos, hacer algunas más que nosotros. Tratamos de hacer lo mejor posible. Simplemente nos faltó un poco más».

La sorpresiva victoria también sirve como una suerte de revancha no sólo para los Gigantes, sino para los demás de la liga por el escándalo del «Spygate» en septiembre, cuando se sorprendió a los Patriotas grabando las maniobras tácticas de un adversario.