A menos de 60 horas de la fecha límite para poner en funcionamiento las primeras turbinas del megaproyecto, Hidroituango, su encendido es una incertidumbre.

Así lo confirmó el gobernador del Antioquia, Aníbal Gaviria, quien asegura que no han recibido respuesta “directa ni indirecta” sobre la multa que podrían enfrentar si no se encienden las turbinas para el 30 de noviembre.

Le puede interesar: En Cali: Murió menor luego de procedimiento policial

“No ha habido información tanto de la Presidencia como de la Creg (…) en este momento no se han hecho las pruebas que requerirían para la evacuación, las que definimos en el comité departamental de gestión de riesgo en conjunto con EPM”, dijo el gobernador.

Sin embargo, en contraste con lo dicho por el gobernador, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, confirmó que se logró matricular la sincronización de la primera turbina.

“EPM se va a jugar esta semana su propio mundial. Poner las dos turbinas y sincronizarlas con el Sistema Nacional, vale 1 billón de pesos y otros tres billones en pérdidas sino se logra, es decir, estamos hablando de pesos”, confirmó el alcalde de Medellín.

Le recomendamos leer: Gobierno toma medidas por ola de violencia en Putumayo: 400 militares para reforzar seguridad

El mandatario aclaró que este nuevo logro en la megaobra del país no significa que ya esté en operación comercial y todavía falta la prueba más exigente llamada sincronización con rechazo de carga a máxima potencia.

El procedimiento debe hacerse cuando haya un acuerdo con las comunidades que tienen influencia en el proyecto. Pero, hay otra presión, el tiempo máximo que tiene el proyecto para iniciar.

 “Y por eso estamos dando la pelea de nuestras vidas en este momento para que no se cobre la sanción y dado a que no tenemos señales claras de que no se va a cobrar, entonces de poner en funcionamiento al menos en sincronismo las dos turbinas”, dijo Quintero.