El gobernador de Nariño, hace un llamado al Gobierno nacional pues el uso de diferentes productos para la fumigación aérea podría significar una crisis ambiental, social y de salud a la población sin traer soluciones a problemas estructurales. 

Tras las declaraciones del presidente Duque sobre las nuevas medidas de lucha contra el narcotráfico, el gobernador de Nariño, Camilo Romero Galeano expresó que el Gobierno nacional debe cumplirle al departamento y las familias que están dispuestas a sustituir los cultivos de uso ilícito.

«Hay puntos de encuentro y desencuentro con el Gobierno, los puntos de encuentro tienen que ver con que estamos rodeando nuestra fuerza pública para que combata la criminalidad donde esté, segundo que no podemos permitir un narcoestado y tercero que hay que acabar con los cultivos de uso ilícito, pero la gran discusión está allí en el cómo lo hacemos, el Gobierno dice con la forma más facilista desde el escritorio”, indicó Romero.   

El gobernador de Nariño se muestra renuente frente al tema de la aspersión aérea indistintamente del producto que se emplee.

«Bueno digamos que el Gobierno viene cambiando su diálogo frente al tema de aspersión aérea, primero nos dijeron glifosato y nosotros tenemos una oposición total, pero cualquiera sea la postura del Gobierno, si mantiene la idea de aspersión aérea por supuesto tendrá el rechazo de buena parte del departamento de Nariño y nosotros hemos dicho que lo que hay que hacer con el pueblo de Nariño es cumplir con los acuerdos que se supone son de Estado no de un Gobierno”, añadió el gobernador.  

Según el mandatario agregarle al departamento de Nariño un problema de tal magnitud como aspersión aérea significará una crisis humanitaria para la región y su gente.