El sector productivo del Cauca se mostró preocupado por las millonarias cifras que deja el bloqueo a la vía Panamericana, el sector hotelero también mostró su preocupación, la cual es compartida por el gobernador de Nariño, quien llegó hasta el sitio de concentración de la minga buscando un corredor humanitario. Los líderes de la movilización indicaron tener disposición de revisar el bloqueo a las vías.

El bloqueo a la vía Panamericana que hoy completa 15 días deja cifras preocupantes para los sectores productivos; según Acopi, el Cauca tiene pérdidas diarias por 4 mil millones de pesos. El sector hotelero reporta cancelación de reservas para Semana Santa.

“Los eventos que estaban programados en los diferentes hoteles y en las diferentes instituciones fueron cancelándose a raíz de la problemática, de la incertidumbre, por el paro, por el cierre de vías sobretodo”, dijo José Manuel Vargas, presidente Colteco Cauca.

Ante esta difícil situación y buscando soluciones, el Gobernador de Nariño, Camilo Romero llegó hasta El Pital para dialogar con los líderes de la minga buscando soluciones efectivas a un paro que tiene a su departamento completamente desabastecido en combustibles y sin insumos médicos de atención hospitalaria.

“Así es que me pongo a disposición plena, por supuesto, si lo tienen a bien, tanto la minga indígena como el Gobierno nacional, estamos listos, estamos prestos”, sostuvo Camilo Romero Galeano, gobernador de Nariño.

Por su parte, los líderes de la minga avalaron la intención del mandatario de los nariñenses quien actuaría como mediador entre las partes para lograr una fecha de visita del presidente Duque y un posterior desbloqueo de las carreteras.

“Y esperamos que la interlocución de él con el presidente de la República conlleve a la llegada del señor presidente de la República acá a la minga”, expresó Giovany Yule, dinamizador del Cric.

Publicidad

En el Cauca tres vías permanecen bajo el dominio de los manifestantes (la Panamericana, la salida al Huila por Coconuco y también por Totoró), el corredor alterno funciona de manera intermitente por el mal estado de un tramo sin pavimentar en donde los vehículos corren el peligro de quedarse pegados en el lodo.