Aunque el presidente Santos dijo en julio pasado que se terminaría de negociar el TLC con Japón y Colombia se dedicaría enseguida a darle énfasis a la producción nacional, se le olvidó mencionar que también se negociaba con China.