El gobierno nacional reconoció esta noche que el país empieza a enfrentar una difícil coyuntura económica, por cuenta, entre otras cosas, de la revaluación. Para no agravar la situación, el gobierno anunció que recortará sus gastos del año entrante en 10 billones de pesos.

 El Gobierno reconoció esta noche que el país está atravesando una coyuntura económica difícil y en consecuencia recortó del anteproyecto de presupuesto para el 2009.

«Esto representa una meta de déficit para el gobierno nacional central del tres por ciento del PIB para el 2009.”

Según el Ministro de Hacienda, el Gobierno se compromete a ayudar a los sectores exportadores, tales como café, banano, plátano, camarón, calzado y cuero, entre otros. De la misma forma prometió que el Ejecutivo no solicitará adiciones presupuestales para el próximo año.

“Reitero el compromiso  de no monetizar dólares, no presentar al congreso adiciones presupuestales, mantener un nivel sostenible de deuda y el cumplimiento de metas fiscales.”

Al concluir el consejo de ministros celebrado durante todo el día en la Casa de Nariño, el ministro de Hacienda aseguró que de todas maneras, pese a la difícil situación económica, se incrementarán el número de familias en acción, los subsidios de vivienda de interés social para desplazados y familias pobres y el acceso a los microcréditos.

Publicidad