10/11/2017

Según lo dio a conocer la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, tras las declaraciones de Medicina Legal en las que se asegura que el cuerpo del líder indígena Aulio Isarama Forastero “se encuentran evidencias de un disparo a contacto firme en un tórax desnudo. Esto constituye una evidencia científica de un estado de indefensión”, el Gobierno asegura que este asesinato constituye una clara violación al acuerdo de cese al fuego con el ELN.

De igual manera, el Alto Comisionado pidió al Frente de Guerra Occidental Omar Gómez que demuestre su voluntad de paz enviando a uno de sus delegados a la Mesa de Diálogos en Quito.

Concluye el comunicado solicitando al este Frente cesar todo accionar contra la población civil del departamento de Chocó.

“Hacemos un llamado al ELN a poner en práctica lo acordado en el cese al fuego; elementos fundamentales para continuar de manera exitosa que permitan llevar bienestar a las comunidades más afectadas por el conflicto armado”, finaliza.

Redacción Internet CM&