Durante la reunión entre las Comisiones de Paz del Congreso y el ministro Consejero para el Posconflicto, general (r) Óscar Naranjo, manifestaron la preocupación por la falta de recursos para el eventual posconflicto. A lo que el ex Director de la Policía Nacional propuso que es necesario que la empresa privada haga aportes solidarios.

Deberíamos generar en Colombia un movimiento solidario de empresarios y el sector privado para que sumen a esta causa de la construcción de la paz, que con o sin acuerdo se requiere ir cerrando brechas y eliminando la inequidad en Colombia”, agregó.

Así mismo Naranjo no aclaró si la propuesta se trataría de impuestos o de contribuciones voluntarias.

“Lo que estamos diciendo es que en una visión de conjunto los colombianos deberíamos ser conscientes de que los dividendos de la paz no solo van a llegar a las víctimas directas de la guerra sino también a cada colombiano”, concluyó el Ministro Consejero.

Por otra parte, Iván Cepeda, senador por el Polo Democrático, respaldó la iniciativa del Gobierno y aclaró que se debe hablar con los empresarios y los distintos sectores que manejan la economía nacional para “hacerles ver que la paz no es un gasto sino una inversión y que de esa forma interpreten el fin del conflicto como una oportunidad de fortalecer la economía y sus negocios”.