Para acabar de complicar la situación, el gobierno de México manifestó en un comunicado que la cancillería “deplora y rechaza” la operación colombiana en Ecuador.Todo en respuesta a la petición de los familiares de los tres mexicanos muertos.

La Cancillería de México le dijo hoy a los familiares de los tres ciudadanos de ese país que murieron el primero de marzo en el campamento de Raúl Reyes, en Ecuador, que ya solicitó información al gobierno colombiano sobre la presencia de sus hijos en el sitio.

Ayer a su llegada al Distrito Federal, los familiares de los mexicanos muertos en Ecuador, reclamaron una posición oficial del Gobierno de su país frente al ataque al campamento de Reyes,

Publicidad

Hoy la Cancillería respondió en un comunicado de siete puntos.

“Desde que se tuvo conocimiento de los hechos, el Gobierno de México los deploró y rechazó la acción desarrollada por efectivos colombianos.”

La Cancillería aseguró también que frente al conflicto generado por el bombardeo, seguirá impulsando la paz en la región.

“México seguirá desempeñando un papel importante para lograr el dialogo y el acercamiento entre las partes.”

También le dijo a los familiares que desde un principio ha estado pendiente de la situación de sus connacionales en Ecuador, como la atención médica de Lucía Andrea Morett y en el caso de los que fallecieron les ha brindado todo el apoyo logístico necesario, incluido el traslado de los cuerpos a la capital mexicana.