En la comunicación,  firmada por el frente 57 de la organización guerrillera, básicamente exigen bajo amenazas, la pronta liberación de seis colombianos que fueron detenidos por las fuerzas de seguridad panameñas en la población de Jaqué, ubicada en la región del Darién en los límites de Colombia y Panamá.

 

 Entre otros señalamientos, en el texto de las FARC dice que esperan que sus miembros sean liberados antes del sábado primero de marzo o de lo contrario, seis mil hombres en el departamento del Chocó atacarán las poblaciones limítrofes panameñas y retendrán a los guardias de seguridad fronteriza.

 

El ministro de Gobierno y Justicia de ese país, Daniel Delgado Diamante, aseguró que como el comunicado no tiene veracidad, el Gobierno no puede reaccionar ente algo que no han comprobado que sea verdadero. 

 

“estos ciudadanos (colombianos) no han sido secuestrados (como se dice en el comunicado atribuido a un frente de las FARC), sencillamente han sido puestos bajo las autoridades competentes por violar la ley panameña y por agredir a los policías nacionales que acudieron a darle ayuda humanitaria en momentos en que estaban a la deriva" explicó el ministro.

Publicidad

 

 

La detención de estos seis colombianos fue el pasado 22 de febrero y en el momento de la captura fueron decomisadas una lancha rápida con motor de 75 caballos de fuerza, cinco chalecos porta cargadores de AK-47, un fusil GALIL, cuatro fusiles AK-47, municiones 7,62, equipos de radio, siete kilos de explosivos, un tanque de combustible, uniformes con emblemas de las FARC, comida seca y documentación.

 

  Según los reportes médicos, tres de los detenidos y un policía panameño resultaron heridos en el incidente armado.