La vivienda de interés social no se acaba con la reforma tributaria, tal como lo asegura el vicepresidente Germán Vargas, sus colegas del gobierno aseguran que ésta y sus subsidios se preservan.

Los adquirentes de vivienda seguirán con sus subsidios y los constructores con su derecho a la devolución del IVA sobre los materiales usados, pero las viviendas de alto costo comenzarán a pagar valor agregado.