El Gobierno a través de una carta dirigida al Congreso de la Republica afirmó que el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales es inconveniente para la economía.

La razón, porque afecta la productividad y la dinámica empresarial, además, de la generación de empleo.

La reacción de los gremios no se hizo esperar.

Para Anato la iniciativa no es conveniente para el proceso de reactivación.

Publicidad

Los gremios invitaron a una discusión en el marco de una reforma laboral.