Según lo dio a conocer el alto consejero para el Posconflicto, Emilio Archila, el actual Gobierno cumplirá  rigurosamente los compromisos adquiridos con las familias vinculadas al Programa de Sustitución de Cultivos Ilícitos, PNIS, que han cumplido su palabra y con los excombatientes que abandonaron la ilegalidad.

“El Gobierno tiene palabra y es responsable. Venimos aquí para ratificar la decisión de luchar integralmente contra el narcotráfico, y generar las condiciones para que los territorios que soportaron la  violencia por décadas sientan la presencia del Estado y superen las dificultades  que limitan sus opciones de vida y agobian a sus familias”, agregó Archila.

Publicidad

El alto consejero recorrió hoy varias regiones del Caquetá, en compañía del consejero de Seguridad, Rafael Guarín, y de los altos mandos militares del suroriente del país.

En La serranía, una población cercana a El Doncello, los consejeros Archila  y Guarín dialogaron con las comunidades en la sede de la escuela local, y compartieron con algunas de las 593 familias campesinas que ya reciben asistencia técnica del PNIS para sus proyectos de café, piña, cacao y ganadería.