El consejero de Derechos Humanos de la Presidencia de la República reconoció la complejidad de la situación en municipios específicos. 

Aseguró que el Gobierno está haciendo intervenciones y está persiguiendo a los grupos que están generando violencia.

El Gobierno también defendió el cumplimiento de los compromisos con los desmovilizados de la base guerrillera de las Farc.